Cristina Huarte: el dibujo en su expresión más viva

Detalle de 'Piedra y sol' de Cristina Huarte

 

Aún no estás solo corazón:
¡Levanta!
Deja que yo te quiera con mi pasión oculta
(…) Yo te daré un dominio de manzanas dulcísimas,
yo te daré mi sangre para que tú la quieras,
para que tú la extiendas como un río salvaje
con piedras a su paso, con cristales y trampas”.

Ángel Guinda

Con estos versos comenzamos hoy nuestro paseo por la obra de Cristina Huarte. Unos versos que dejan entrever aquello que la artista quiere reflejar en sus obras. Unos versos que nos inspiran para contemplar su obra, al igual que a ella, como así lo ha recogido en el título de su última exposición en el IAACC Pablo Serrano, Aún no estás sola. Una muestra que es el resultado de un proyecto que ha llevado a cabo durante los últimos tres años y que nos revela cómo es esta artista, y cómo concibe su obra y el arte.

A lo largo del recorrido vemos que el eje en torno al que desarrollar su obra es el dibujo, un dibujo que se expande por el espacio de la sala con su pulso más vivo. Y es que para ella el dibujo es su principal medio de expresión, algo que relaciona con la escritura y concretamente con la escritura automática a partir de la cual sus ideas surgen y se desarrollan hasta acabar formando una de sus series. Porque como podemos ver en la exposición la totalidad de las obras están trabajadas en series, algo habitual es su trabajo.

J

Detalle de Tristeza sin donde de Cristina Huarte.

Snippets, Tristeza sin donde, She Likes to burn, Hija del viento, y Piedra y sol conforman el conjunto con el que se nos descubre Cristina Huarte. Cinco series en las que vemos como el dibujo se despliega por diferentes soportes como la tabla, el lienzo, el metal o el papel y que sobre ellos utiliza técnicas más experimentales incorporando elementos como las rosas o placas de pizarra, alterando los soportes con ácidos o utilizando el soplete como lápiz de su escritura. Todo ello elementos que le ayudan a expresar sus sentimientos y emociones. Unas emociones plasmadas en primera persona del plural, porque son suyas, pero también son nuestras y conviven con nosotros en el día a día.

Nos habla de soledad, dolor, amor, heridas, miedo o esperanza, pero también de temas como la destrucción del individuo y la propia reconstrucción. Temas universales que en su proceso de desarrollo –como podemos ver en la también en la exposición– han tenido como referente la literatura y concretamente autores como Fernando Pessoa, Luis Cernuda, Miguel Labordeta o Alejandra Pizarnik.

La suya es una propuesta muy potente. A través de un dibujo automático y libre para la experimentación consigue recoger unas emociones que se nos presentan en crudo y de una manera directa. Sin duda su intención es llegar a nuestra parte más humana, a nuestras luces, pero también a nuestras sombras. Y es que sus obras tensan, rasgan, rompen y liberan. Pero esto es algo que mejor os dejamos experimentar a vosotros mismos en la Sala 03 del IAACC Pablo Serrano hasta el 2 septiembre.

Imagen superior: Detalle de Piedra y sol de Cristina Huarte.

 

Ana Sebastián

Redactora de la Revista Kalós