Entrevista a Alba Royo, creadora de la marca Shiwa

Shiwa. Alba Royo diseñadora de moda

 

Entrevistamos a Alba Royo, una diseñadora zaragozana de 24 años que lleva año y medio detrás de la marca Shiwa. Pese a su joven carrera, sus diseños ya se han dejado ver en cuatro desfiles, uno de ellos en Castellón, como representación aragonesa en un concurso de jóvenes diseñadores.

Varias decepciones en el mundo de la moda le han hecho tener su propia visión, y elegir el camino que sigue actualmente: producir en Zaragoza, hacer pequeñas colecciones y  prendas atemporales de calidad. Desde este punto de vista nos explica su visión del panorama de la moda en Aragón y Zaragoza.

Alba Royo, creadora de la marca Shiwa. diseño de modaLa diseñadora de moda Alba Royo, creadora de Shiwa.

¿Cuándo empieza tu interés por el mundo de la moda?

Pues desde pequeña, pequeña, pequeñísima. Recuerdo que siempre desde pequeña me gustaba pintar muchísimo, mi abuelo tenía un bar y siempre estaba ahí apartada en una mesa yo sola pintando y dibujando. Siempre desde primaria yo recuerdo que cuando me preguntaban qué quería ser de mayor yo siempre decía: diseñadora, o de moda o de interiores. Pero conforme fui creciendo y tal siempre me ha tirado la moda, las tendencias y el diseño. Entonces por ahí va la cosa.

¿Es fácil estudiar moda en Zaragoza? ¿Cómo ha sido tu formación?

No es que sea fácil, es que es imposible, o sea, si tienes dinero y te lo puedes permitir, sí. En mi situación de aquél momento, imposible. Yo acabé  el bachillerato e intente buscar  el grado superior, siempre buscando el título. La única formación que hay aquí reglada  y homologada es privada y es mucho dinero, muy inaccesible, la verdad. Y luego el grado superior tampoco me habían hablado muy bien de él. Al final por circunstancias personales no pude entrar y acabé en una pequeña academia de Las Delicias con una mujer, Ascensión, que lleva toda la vida haciendo patronaje y costura, y estoy muy contenta porque he aprendido mucho, pero sí que es verdad que en cuanto al tema del diseño es prácticamente  imposible.

He conocido gente en mercadillos y tal  que han estudiado moda y nadie me hablaba bien. Entonces dices, sí, vale, el título, pero, ¿todo lo demás?

En pocas palabras, ¿cómo definirías tus diseños?

Uf, qué difícil, pues… los definiría como muy geométricos, de cortes limpios y sobre todo con un patronaje muy bien tratado.

¿De dónde sacas la inspiración?

Pues me encanta Japón, en plan el tema tradicional, me encanta. Me encanta el origami, me encantan los cuentos estos de maravillas y fantásticos, y bueno, tengo unos cuantos libros por allí escondidos. Y luego, sobre todo, el papel y la geometría natural son dos cosas que me inspiran muchísimo. Me puedo pegar una tarde aquí yo sola plegando papel y sacando millones de ideas, en la colección de verano creo que se ve muy claro.  La primera colección que saqué fue cada modelo inspirado en una figura de origami tradicional.

¿Tienes preferencia por algún tipo de materiales para tus diseños?

Pues ahora trabajo mucho el tejido de corcho, que es algo bastante innovador, pero yo creo que está teniendo bastante buena acogida y que a la gente le gusta. Es  directamente la corteza del alcornoque que le ponen un tratamiento de algodón y  poliéster en la parte de abajo y queda como una especie de poli piel muy chulo, la verdad es que me gusta mucho. Lo descubrí un día buscando, lo vi, me puse a investigar, lo encontré, pedí unas muestras y me pareció brutal, además llama la atención y es suave, se puede trabajar súper fácil, es impermeable, se puede lavar… son un montón de cosas que yo por ejemplo, que no soy de llevar ropa que haya que llevar al tinte, pues tener ropa chula con tejidos originales que puedas meter a la lavadora, volverlos a sacar y que se queden igual, pues está muy bien.

Y luego los tejidos técnicos tipo el neopreno y todo esto también me gusta por los volúmenes. Súper bien.

entrevista a Alba Royo, creadora de la marca Shiwa.La creadora Alba Royo nos habla sobre sus trabajos.

¿Cómo está yendo la colección primavera verano? ¿Ya tienes en mente la de la siguiente temporada?

Pues terminé hace poco de preparar la de verano porque con mercadillos y cosas está siendo un poco caos estos días, pero ya la tengo. La tengo en tienda ya y la verdad es que está teniendo una acogida que la primera semana vendí ya casi todo y no me puedo quejar. Y estoy ahora sobre todo pensando en formarme más de cara a la de invierno y aprender nuevas técnicas y demás, y cuando lo tenga un poco más claro ya iré con ella.

¿Qué eventos hay en Zaragoza para que una joven diseñadora como tú se pueda dar a conocer?

Ninguno. Hay una cosa que a mí me molesta profundamente que es que en el tema de la moda estamos como súper olvidados. Y yo que sé, hubo una época en que FITCA, que es la federación de sastres y modistos, hacía un concurso de jóvenes diseñadores y tal pero no sé por qué razón, justo en el año que yo terminé los estudios dejó de hacerse y ya llevamos, creo que van a hacer tres años, que no han sacado la convocatoria, entonces es que no hay nada. Ahora han sacado un concurso de Goya, pero son cosas así como muy esporádicas y que no tienen ningún tipo de continuidad para ver si yo soy una joven diseñadora y me presento este año y me presento al año siguiente, me gustaría que la gente viera una evolución,  que vieran un poco mi estilo, por donde va la cosa… y es que no dan ninguna oportunidad, no existe la oportunidad.

Por ejemplo, la semana de la moda de Gran Casa fue fatal, increíblemente mal. El primer día hubo mucha gente, fue todo maravilloso, vino la bloguera esta de A Trendy Life y estuvo allí preguntándonos y tal y cual y ya. El primer día, ya está. Todos los demás días, en general, fatal. Sí que ha habido gente que ha vendido más, pero no creo que la promoción que le han dado fuera la adecuada, porque es que tú veías el anuncio y parecía como un videoclip o algo así. No quedaba nada claro lo que se estaba anunciando. Luego la disposición de los puestos allí en el centro comercial creo que no estaba muy bien hecha, porque miraban hacia la fuente y toda la gente bordeaba, no entraban a mirar… no sé, han sido como muchos detalles que al final han hecho que no haya salido muy bien, pero bueno.

En Las Armas tampoco he expuesto porque la gente de Las Armas no contesta a los mensajes, cosa que se agradecería, porque si realmente quieres promocionar nuevas marcas, quieres hacer un mercadillo que yo que sé, que sea dinámico y diferente, pues no puedes llevar todos los fines de semana la misma gente y encima no preocuparte absolutamente nada de la gente que está dispuesta o que quiere participar, pues eso, no darles ni una respuesta al mail.  Estaría bien que por lo menos te dijeran “oye pues es que no eres lo que estamos buscando” o “te tendremos en cuenta para más adelante”, aunque sea mentira, pero por lo menos que te digan algo.

¿Cómo influye el mundo de las redes sociales en tu trabajo?

Muchísimo, a mi más de lo que me gustaría. Yo que no soy nada partidaria de estar delante del ordenador, de tener que parar de trabajar para hacer una foto… todas estas cosas me parecen un una carga, la verdad, más que una ayuda. A ver, soy consciente de  que ahora mismo todo funciona por allí y que a al final, si quieres estar todo el día que te vea la gente y estar visible, pues no te queda otra más que no parar de subir fotos a Instagram, no parar de hacer estados de Facebook, pero la verdad es que para mí es costoso, porque estando sola tener que estar pendiente de sesiones de fotos, llevarte las redes sociales… A mí me molesta muchísimo y estar cosiendo y decir “venga, voy a ponerme el móvil aquí, a ver cómo hago un vídeo sin que con la vibración de la máquina se me caiga al suelo” y yo me las veo y me las deseo, menos mal que tengo compañeros de local y me ayudan de vez en cuando, pero la verdad es que me parece horrible, pero bueno, es lo que hay. No te queda más remedio que adaptarte y luego pues eso, que a nivel de darte a conocer, si lo tienes todo bien cuidado y tienes una imagen clara y que guste, es que te abre miles de puertas.

ropa diseñada por Alba Royo. marca ShiwaCreaciones de la marca Shiwa diseñadas por Alba Royo.

¿Es fácil vender tus propios diseños?

A ver, tengo la suerte de que no los vendo yo directamente, yo solamente me encargo de hablar con gente de tiendas y tal, y hasta ahora, la verdad es que no me ha hecho falta ir muy detrás de nadie, o sea que ha tenido muy buena acogida en general y la gente ve que es algo diferente, fresco, y que además está hecho por alguien de aquí, que lo produzco yo todo, que no lo llevo a producir a ningún otro sitio. Entonces esas cosas al final, cada vez más, están llamando la atención, pero vamos, yo creo que sí, que es relativamente fácil porque, bueno, según lo que me cuenta la gente de las tiendas, el producto tiene buena acogida y a la gente le gusta, y bueno, estos días que sí que he estado en Gran Casa así como más cerca de la gente, todo el mundo se acerca y me dicen: “¡qué bonito, que original, ¡enhorabuena, qué bien lo haces!” y luego claro, pues miran el precio y como que se les quita un poco las ganas de comprar,  pero en general bien.

Lo vendo en Serendipia que es una tienda que cuando vas a comprar allí ya sabes que es algo hecho en España, con otro tipo de calidad. Y creo que la gente está más  predispuesta a gastarse más dinero, cuando vas allí ya sabes a lo que vas. Entonces estoy muy contenta, y ella además da mucho bombo a las redes sociales y tal. Entonces sube una foto y ese mismo día se agota lo que ha subido, es una maravilla, así da gusto.

Pero la gente está poco concienciada, yo creo que ese es uno de los principales problemas que tenemos. Yo no puedo competir con las camisetas a tres euros, es que es imposible. Entonces yo lo que creo que hace falta es que la gente se dé cuenta de lo que cuesta hacer una cosa y que no es solamente coserlo en un momento, sino que es toda la investigación, el proceso de diseño, elegir los colores, las telas, que yo muchas veces me voy directamente a Barcelona a comprarlas, entonces también los viajes, luego hacer el prototipo, el patrón, confeccionarlo, buscarte una tienda que te lo venda, las fotografías… son tantas cosas.Yo creo que la gente debería estar un poco más concienciada de lo que cuesta que tú al final te pongas eso. Entonces bueno, en tema de precios yo intento adaptarme más o menos a lo que es el mercado y no subirlos muchísimo, pero también soy consciente de que muchas veces pierdo dinero, porque muchas veces por querer llegar a más gente estoy quitándome yo mis propios honorarios, pero bueno, también estoy empezando y los comienzos son duros.

Shiwa. Alba Royo diseñadora de moda

Alba Royo durante la entrevista.

Desde tu punto de vista, ¿cómo valoras el panorama cultural en Zaragoza o Aragón?

Pues bueno, como lo valoraría… pues creo que falta mucha información, eso lo primero. Tendría que haber una especie de plataforma donde estuvieran todas las exposiciones, todas las cosas culturales que nos puedan interesar a todos los jóvenes en general, y que no se redujeran a las cuatro cosas que te ponen en el CIPAJ. O que no tuvieras que rebuscar tantísimo para encontrar lo que quieres hacer. Luego aparte, si esto se traslada al mundo de la moda, es como desastre total, porque vamos,  por ejemplo, acaban de sacar un concurso de Goya. Pues el otro día estuve como 20 minutos intentando encontrar las bases en Internet, que dices, ¿cómo puede ser esto?. Mi profesora de costura me mandó el enlace de periódico porque no encontró dónde estaban las bases. O sea, cosas así que dices, ya que somos poca gente que nos dedicamos al mundo de la moda aquí en Zaragoza, pues ponlo un poco más fácil, facilita una página web, una plataforma donde podamos estar informados de lo que pasa, algo, lo que sea, algo que abra más puertas y que de más información a la gente.

Y luego, por ejemplo, esto ya caso personal mío. Hace dos años yo me presenté a un concurso que se supone que era a nivel de comunidades autónomas y luego a nivel nacional. El de comunidades autónomas aquí en Zaragoza ni salió, o sea, yo me sentí elegida a dedo porque pensé que había sido la única que se había presentado, era un concurso que organizaba una asociación de jóvenes diseñadores que se llama ANDE, y yo llegué al de España y me encontré que había un nivelazo porque en todas las comunidades habían hecho una preselección y había un ganador de cada comunidad, y yo estaba allí como, eso, elegida a dedo, me sentí un poco así. Y dijeron que iba a salir el de comunidad autónoma pero no se sabe por qué circunstancias no se hizo al final.

En otras comunidades, solo por el hecho de tener una escuela pública, o una escuela  privada que tenga un poco más de nombre que la que tenemos aquí, porque yo que sé, en Barcelona hay escuelas privadas que valen la mitad que la de Zaragoza  y luego tienes el doble de opciones laborales, o los títulos en que realmente ves que la gente sale preparada. Yo en esta, por lo que me han hablado, y por lo que he visto, no me da la sensación de que la gente salga lo suficientemente preparada, yo tampoco lo estoy. Entonces es como que no hay una formación en Zaragoza de decir ¡Sí, somos diseñadores de moda! No. Es que no está. Entonces bueno, eso puedo decir.

Me gustaría reivindicar que pongan una escuela pública, por favor, de diseño de moda en Zaragoza o algo donde podamos estudiar de verdad porque es súper frustrante, la verdad. Yo ahora que he salido de estudiar, es que me noto que tengo mogollón de carencias, y es que trabajo en Zaragoza de diseño de moda, cero. Yo en cuatro años he hecho una entrevista de trabajo. Al final acaban cogiendo a gente de otras comunidades, que está más preparada y se vienen aquí. Porque, ¿cómo puede ser que en la Escuela de Artes haya diseño de producto, de interiores y gráfico y no haya de moda? También está la ingeniería de producto que hay en ingeniería, pero es que no es lo que quiero hacer. Entonces, ¿qué tengo que hacer? ¿Una carrera y luego especializarme en esto haciéndome un máster? Es que yo he tardado cinco años en aprender lo que sé hacer, en un año de máster es imposible. Entonces eso, reivindico un sitio donde poder estudiar.

 

Imagen superior: Marca Shiwa, creada por la diseñadora Alba Royo.

 

Paula Otín

Colaboradora de la Revista Kalós
¡Difundelo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone