Esculturas con alma de celulosa: Eric Vigier, El plegador loco, en el EMOZ

sala Eric Vigier, El plegador loco EMOZ

Muchas veces no somos conscientes de las posibilidades que podemos lograr con los medios a nuestro alcance. Nuestras capacidades son limitadas por nuestra falta de imaginación, pero por suerte existen espacios como el EMOZ (Escuela-Museo de Origami de Zaragoza), en donde te vuelves a encontrar con lo increíble y lo inimaginable, donde puedes apreciar la desbordante capacidad de unos pocos creadores, que a través de algo tan trivial como una hoja de papel, pueden lograr seres fantásticos y formas inimaginables de manera casi mágica.

Desde hace unos días y hasta el 10 de septiembre son las obras de Eric Vigier las que nos dejan con la boca abierta en la exposición temporal del EMOZ con la colaboración del Instituto Francés de Zaragoza. Una sala pequeña pero repleta de sorpresas creadas a partir de pliegues imposibles que dan forma a increíbles animales con alma de celulosa y figuras repletas de sentimientos.

Eric Vigier, de origen francés, comenzó con el Origami en 1995, como un pasatiempo al cual invertía unas horas al día, cada vez más y más, hasta que al final, su pasión se ha convertido en su profesión, en torno a la cual gira su vida. Ha llegado a Zaragoza con el sobrenombre de “El plegador loco”, como uno de los grandes nombres de la papiroflexia en su país, cuyo objetivo es buscar la máxima expresividad encerrada en una hoja de papel.

 

Eric Vigier, El plegador loco, en el EMOZ

Obra de Eric Vigier expuesta en el EMOZ.

En esta muestra podemos admirar algunas de sus creaciones, de pequeño formato, aunque esto es relativo si pensamos en la materia con las que están hechas. Mayoritariamente se han expuesto figuras animales de gran realismo, algún grupo de figuras humanas donde trata de plasmar el sentimiento y obras en las que se da rienda suelta a la imaginación, creando pequeñas esculturas surrealistas.

La aparente sencillez y fragilidad del papel esconde formas y plegados a través de los cuales se configuran estas increíbles figuras, lo cual no podemos dejar de admirar una y otra vez, observando todos los planos, tratando de imaginar cada uno de los pasos que el artista ha tenido que dar hasta conseguirlas.

Obra de Eric Vigier EMOZ.

Obra de Eric Vigier expuesta en el EMOZ.

Para muchos, el Origami sigue siendo un juego de niños o un entretenimiento, pero espacios como el EMOZ y artistas como Eric Vigier, están consiguiendo demostrar que la capacidad artística de estas piezas alcanza valores inimaginables. Tal vez, aún estemos lejos de que estas esculturas de papel entren a formar parte de los manuales de Historia del Arte, pero no por ello debemos dejar de admirar la impresionante labor de estos creadores, con una imaginación y capacidad de abstracción desbordante.

 

Imagen superior: Sala de la exposición de Eric Vigier, El plegador loco en el EMOZ.

PARA SABER MÁS…

-Galería de fotografías de la obra de Eric Vigier: https://www.flickr.com/photos/plieurfou/page2

Alejandro M. Sanz Guillén

Redactor de la Revista Kalós
¡Difundelo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone