Los pilares de Europa. Exposición en el CaixaForum de Zaragoza

exposición caixaforum zaragoza los pilares de Europa

Dos fueron las obras que me sobrevinieron nada más visitar la exposición. La primera de ellas, Nació Europa en la Edad Media (Jacques Le Goff, 2003). Con este título, el autor trató de reflexionar sobre el nacimiento de Europa en el Medievo. Un tema que como el propio investigador concluye, fue aquí donde se produjo «el nacimiento, infancia y juventud de Europa». La segunda, El otoño de la Edad Media, (Johan Huizinga, 1978) el autor juega con el título de su obra para abordar y sobrepasar la visión errada de la Edad Media como un periodo oscuro y de retroceso.

Esta exposición situada en el CaixaForum desde julio hasta finales de octubre, tiene como objetivo mostrar que la Edad Media no es un periodo denostado entre la dorada Antigüedad y la efervescencia cultural del Renacimiento, sino un periodo en el cual se produjeron avances y procesos tan importantes que aún hoy en día los tenemos presentes.

Es por ello que tenemos la posibilidad de contemplar algunos de los múltiples vestigios medievales europeos que se albergan en el British Museum de Londres.

Todos ellos giran en torno a 5 temas –la formación de Europa, el poder real, tesoros celestiales, la vida en la corte y la vida urbana– que apoyados en paneles informativos, así como en vestigios arqueológicos, tratan de demostrar que el Medioevo no fue un periodo tan oscuro como se puede pensar.

Adentrándonos en la muestra encontramos un mapa político animado del continente europeo que nos sitúa dentro del contexto territorial de la exposición. Además, aprovechando la planta circular de esta sala, se realiza una explicación cronológica de la Edad Media, desde la descomposición del Imperio romano hasta la Baja Edad Media, enriquecido con tres paneles informativos: “Formación de Europa”, “El caballero” y “Baja Edad Media” así como por vestigios materiales. Esta sala no es la única que cuenta con medios audiovisuales, sino que además, en una sala contigua, tres pantallas gigantes abordan otro tema interesante, el legado medieval.

A continuación se trata sobre uno de los temas básicos para el Medievo, como es el poder real, y relacionado con este, se abordan otros de gran interés como son la vida en la corte, la moda o los romances cortesanos entre otros. Pero además, aparecen temas mundanos como el ocio, el comercio o comer y beber, temas que gracias a los avances de la historiografía actual nos permiten conocer cómo vivían nuestros antepasados más humildes en la Edad Media.

IMAGEN-2 (1)

Fíbula visigoda expuesta en el CaixaForum de Zaragoza.

Llegados a este momento me veo en la obligación de aportar mi humilde opinión sobre esta muestra, ya que aunque esta visita supone un ejercicio agradable, existen temas que no se tratan de forma correcta o no se tratan. Si tuviera que quedarme con lo positivo, el hecho de poder contemplar in situ piezas únicas ubicadas en el British al alcance de nuestra mano supone un privilegio. Por el contrario, la elección de estas, en general, no me parece la más correcta, ya que se hace un uso excesivo, por ejemplo, de sellos y matrices reales que quedan un tanto “descolgadas” por su reiteración y falta de explicación, en este caso, de las formas de ejecución del poder real.

Aún así, me resultan muy acertados los temas que vertebran la exposición, ya que son los principales actores que operan en el desarrollo medieval. Además, aparecen varios agentes a menudo olvidados en la construcción de la Europa medieval como son los musulmanes o los judíos.

Pero sin lugar a dudas, la mayor inquietud que me produjo fue la de no apreciar de forma clara la resolución del problema planteado por la exposición, la demostración de que la Edad Media no fue un periodo de atraso. A mi juicio, los elementos expositivos darían más respuesta a la temática de la construcción o funcionamiento de la Europa medieval más que a arrojar luz sobre la Edad Media.

 

Imagen superior: Sala de la exposición en el CaixaForum de Zaragoza.

Sergio Estallo 

Colaborador de la Revista Kalós