Juana Biarnés, una fotógrafa “A contracorriente”

juana biarnés a contracorriente

Un año más Zaragoza durante los meses del verano se convierte en sede de la sección oficial del festival de fotografía de mayor relevancia a nivel nacional y con mayor proyección internacional, PhotoEspaña. Esta edición celebra su XX Aniversario y en el caso de Zaragoza el Festival ha desembarcado en la ciudad con una serie de exposiciones. Con anterioridad prestamos atención a la dedicada a la Escuela Spectrum Sotos en el Centro de Historias. Hoy nos centramos en una exposición que es todo un reconocimiento al trabajo de la que fue la primera fotorreportera del periodismo gráfico en España y cuyo trabajo podremos ver en la exposición que se muestra hasta el 10 de septiembre en La Lonja, Juana Biarnés.

Si rastreamos sus inicios en la fotografía vemos que comenzó en ella para ayudar a su padre y que éste se sintiera orgulloso de ella; el sentimiento de querer ser fotógrafa le llegaría más tarde. Su padre, un respetado fotógrafo de Terrassa, tenía un pequeño laboratorio instalado en casa y allí sería donde Juana comenzaría a aprender la técnica.

Ya con un interés por la fotografía, en 1956 ingresó en la Escuela de Periodismo de Barcelona y combinó sus estudios con la fotografía deportiva. Sus inicios en la fotografía no fueron fáciles, y mucho menos en el mundo del deporte. Cuando acompañaba a su padre al campo para ayudarle a cubrir los acontecimientos se encontraba con una serie de prejuicios a los que debía afrontarse como fotógrafo por su condición de mujer. Y sí, como fotógrafo y no como fotógrafa, ya que en sus carnets de profesional autorizado –los cuales tenía que enseñar continuamente para poder trabajar– nunca quiso que se le pusiera el calificativo de fotógrafa, sino “fotógrafo”, porque lo que quería ella era invadir el “terreno fotógrafo” y ser reconocida como otro más.

Cuando acabó Periodismo se le cerraron todas las puertas de los periódicos por su condición de mujer. Tendría que esperar hasta que en 1963 Emilio Romero llegara a ver sus fotos. Cuando sus fotos llegaron a la redacción del diario madrileño Pueblo gustaron y empezó a colaborar con ellos. Dos años más tarde ya pasaría a formar parte de la plantilla convirtiéndose en la primera fotorreportera del país.

juana biarnés a contracorrienteFotografías de Juana Biarnés de la sala de exposición.

Su trabajo en el diario se extendió hasta 1973 y durante diez años éste le acercó a la crónica social y cultural del país, pudiendo cubrir todo acto relevante que se diera en el momento. Sin embargo, Juana tenía algo que la diferenciaba del resto. Si algo la acompañó durante toda su carrera fotográfica fue la importancia que le inculcó su padre por conseguir “la foto”. Un reportaje, por muy importante que fuera, si no tenía “la foto” no sería relevante, y esta es una constante que le acompañó en sus fotografías, convirtiéndose su trabajo en una crónica irrepetible de la época. Y buen ejemplo de ello son las instantáneas que podemos ver en la exposición y que “robó” a los Beatles colándose en el avión que los trasladaba de Madrid a Barcelona y en el propio hotel donde se alojaban. Además su carácter afable inspiraba confianza a sus retratados, y esta cercanía con ciertos personajes es lo que le permitió poder conseguir fotografías dotadas de una espontaneidad magistral y unas instantáneas tan exclusivas como pueden ser Fiesta en casa de Lola Flores para Audrey Hepburn y Yull Brynner (1967).

Durante sus años de trabajo en Pueblo también realizó fotografías para la sección de moda del diario inspirada por revistas de moda como Vogue, pero en esa búsqueda de un plus fotográfico lo que le gustaba realmente era sacar a sus modelos a la calle y poder retratar también la reacción de la gente. Muestra de ello son las fotografías que encontramos al final del recorrido de la exposición.

juana biarnés a contracorriente Modelos Madrid 1970.

En 1973 deja Pueblo y comienza a trabajar con Blanco y Negro del diario ABC. Y dos años más tarde, en 1975, monta con unos compañeros su propia agencia fotográfica, Sincro Press Internacional, con la cual llegaría a Hollywood a cubrir los Oscars. Pero su compromiso con el verdadero oficio del Fotorreportesirmo hizo que llegados los años ochenta,  con una ascendente tendencia a la noticia sensacionalista, abandonara la fotografía para siempre.

Viendo su trayectoria, lo que nos encontramos durante el recorrido de la exposición son unas fotografías únicas, unas instantáneas que lo que denotan es el gran compromiso de Juana Biarnés con el reporterismo gráfico y el carácter de una “fotógrafo”  adelantada a su tiempo, valiente, luchadora e intrépida que nunca nada ni nadie la detuvo y que siempre avanzó A contracorriente.

Imagen superior: panel de la exposición A contracorriente.

 

Ana Sebastián

Redactora de la Revista Kalós

¡Difundelo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone