Entrevista a Pebol Sánchez: cuando la vida y la vida soñada son una sola

Pebol Sánchez

«Puedes soñar y luego escribir tus sueños, quizá ello te ayude a vivirlos despierto» o al menos, éste es el caso de Pebol Sánchez.

 

Originario de un pequeño pueblo llamado Carbajosa de la Sagrada en la provincia de Salamanca, Pablo Sánchez (1990) es conocido en el mundo literario como Pebol Sánchez. Es objetivo de muchos escritores lograr hacerse un hueco en la entramada selva editorial que actualmente presenta

Pebol confiesa haber estado creando historias prácticamente desde que tiene memoria. Sin embargo, como les ocurre a muchos otros, es difícil lograr que éstas se vean impresas en papel. Su carrera como escritor fue fruto de una infancia con numerosas aventuras en combinación con una juventud repleta de lecturas como Harry Potter de J. K. Rowling, Memorias de Idhún de Laura Gallego García, Eragon de Christopher Paolini o El niño del pijama de rayas de John Boyne entre otros muchos.

Sus primeros relatos escritos se engendraban entre clases aburridas y tardes muertas que compartía en juegos de rol o en foros de Internet. Ello le permitió descubrir que aquellas narraciones podían interesar a personas más allá de su familia y amigos llevándole a publicar su primera novela, Divas de Sangre en 2014. Desde entonces hasta hoy, Pebol no ha dejado de perseguir su sueño: dar a conocer los mundos, personajes y peripecias que pueblan su mente dormido o despierto. Con su reciente obra Historias de Rem, ha dado un paso más para conseguirlo.

Historias de Rem consta de tres partes con historias que se desarrollan en el mismo escenario, el mundo de Rem, al que solo se puede llegar soñando y está en una constante guerra. Cada una está pensada para un diferente tipo de público según la edad (la primera más infantil y la última más adulta o juvenil), pero todos ellos poseen una estructura básica de cuento dando diferentes visiones sobre un mismo universo. Cada uno de los diferentes protagonistas deberá ponerse en un bando –el de los sueños o el de las pesadillas- y luchar contra el otro para volver a su realidad.

Se trata por tanto de una historia de fantasía, no del género épico como podría considerarse el afamado Juego de Tronos de George R. R. Martin, pero sí más en la línea de las Crónicas de Narnia de C. S. Lewis. Con una escritura sencilla y tan atrayente como adictiva que nos presenta personajes variados, Pebol pretende sumergir al lector en una historia de argumento fantasioso, género en el que se encuentra más a gusto escribiendo.

 

¿Cuándo escribiste tu primera historia?

La primera historia que escribí entera fue en cuarto de la ESO. Cuando me aburría un montón escuchando al profesor cogí un papel y empecé a escribir. Recuerdo que era una historia de cuatro arqueólogos que se acababan convirtiendo en dioses gracias a un extraño poder. No recuerdo exactamente el nombre ¿Los arqueólogos de Aluna puede ser? (risas)

¿Cuáles son los libros y escritores que más te inspiran?

Me gusta muchísimo Laura Gallego García por Memorias de Idhún, Crónicas de la Torre… Es una lectura que siempre motiva y creo que en alguna manera es la lectura que más me ha ayudado a lanzarme a escribir. Además, mis amigos siempre han sido fans de ella y cuando leí mi primer libro suyo (Fenris, el elfo, de la saga Crónicas de la Torre) no pude contenerme.

¿Tienes alguna lectura o hecho concreto que te marcara como escritor?

En relación con el libro de esta presentación, hay un personaje, aunque sea un poco spoiler… Cuando mis amigos y yo éramos niños y jugábamos en el pueblo, había un chico súper majo de otro grupo que falleció por cáncer. De alguna manera su historia está aquí. Y es que se ha convertido de alguna manera en la fuerza que he tenido para acabarla de contar.

¿Cuál es tu proceso de trabajo?                    

Para mí el proceso es sobretodo tener una idea que te guste, tener la motivación de hacerla, crear a un personaje que te guste y luego desarrollar su mundo. Es complicado pero es muy divertido. Es difícil, especialmente en un mundo de fantasía, un mundo, los personajes, los sentimientos… pero lo más importante es tener la idea, y en mi caso tener el final, pero sobretodo la idea de la historia para ir desarrollándola en cuanto te va surgiendo, pues luego siempre lo puedes cambiar.

Yo tengo el problema de que tengo muchas historias empezadas –entre mis próximos proyectos está cuento que presentaré a un concurso en septiembre, una historia de romance, algo sobre zombies y la segunda parte de esta novela- y cuando quiero continuar una pero empiezo a escribir otra, de alguna manera, no puedo seguir con la que debo… me dejo guiar demasiado por corrientes de inspiración. Si algo me motiva en un momento siento la necesidad de desviarme hacia eso. No obstante, de alguna manera me obligué, automotivé y me motivaron para concluir con esta que hoy estoy publicando.

¿Cuál es el género o tipo de historia que te gusta escribir y el que nunca desarrollarías?        

Realmente si la idea es buena, me da igual, pero bien es cierto que con la fantasía me siento más cómodo y con mayor libertad, pues no te riges por unas reglas o parámetros que ya te vienen impuestas. La fantasía es uno de mis puntos fuertes, pero me gusta escribir de todo. También me gusta mucho el terror, pero el género que más me costaría supongo que sería la novela histórica, por todo el proceso de documentación que conlleva. No obstante, yo creo que si me pusiera podría hacerlo, pero me llevaría mucho más trabajo.

¿Qué opinas sobre la situación de jóvenes escritores en España a la hora de publicar sus trabajos? Y concretamente en Aragón… ¿Sabes si la DGA o alguna institución tiene algún programa o ayuda para gente como tú?

Es complicado ser un escritor novato o desconocido en España, porque como el mercado está muy saturado de escritores famosos o de otros países es muy complicado que una editorial decida escribir tu novela. Tienes que empezar a promocionarte tú mismo para dar a conocer tu obra.

La situación en Aragón la desconozco, especialmente porque aunque ahora vivo en Zaragoza, soy de fuera. No obstante, yo he conseguido publicar porque “me lancé a la piscina y había agua”. Para publicar mi primera novela hable con Círculo rojo, pues en una tienda de Salamanca me enteré de que había publicado un chico de mi edad. Tenía el flayer en casa y cuando terminé mi escrito mire las tarifas porque las editoriales conocidas no cogen trabajos a novatos. Tuve que recortarlo para que me saliera más económico pues las tarifas van en cuanto a páginas. Y para adelante. El primer mes vendí los 50 ejemplares y se siguieron vendiendo por Internet. Fui finalista en el corcuso de 2015 y me fui a Almería. Ahora estoy en Zaragoza y a ver cómo se desenvuelve la cosa.

¿Qué opinión personal tienes acerca de las redes sociales para promocionar los artistas en la actualidad? ¿Tú las usas? ¿En qué medida?

Yo creo que las redes sociales en el siglo XXI en el que estamos son prácticamente obligatorias de usar para nosotros, pues ya no son simplemente la prensa, la televisión y la radio las únicas vías de publicidad directa. En mi caso sí mantengo muy activas las redes sociales, le dedico mucho tiempo a conseguir seguidores que me ayuden a darme a conocer.

 

Redes para conocer el trabajo de Pebol Sánchez:

Página de Facebook:  https://www.facebook.com/pebolsanchez/

Cuenta de Twitter: https://twitter.com/PebolSanchez

Cuenta de Instagram: https://www.instagram.com/pebolsanchez/

Blog personal: http://pebolsanchezescritor.blogspot.com.es/

 

 

«Si te ves identificado con algún personaje te pido disculpas, al haberte conocido formas parte de mí, y si formas parte de mí formas parte de mis historias».

Pebol Sánchez

 

Imagen superior: Pebol Sánchez.

 

Julia Rigual Mur

Redactora de la Revista Kalós