Ramón Masats consiguió inmortalizar a Luis Buñuel rodando Viridiana. Las fotos, hasta ahora inéditas, por fin ven la luz.

masats luis buñuel viridiana

Comienza por la letra R. Fotógrafo que empezó en la década de los 50 y se dedicó a captar instantáneas naturales, vivas y reales. Viajó por toda España poniendo el objetivo en aquellas escenas que cumplieran tópicos españoles como los toros, la religión o las fiestas populares. En la actualidad su obra es reconocida internacionalmente. Venga, que os lo he puesto muy fácil. ¿Y si os digo que capturó la famosa imagen Al seminarista le marcan gol? Sí, exacto, es Ramón Masats.

Barcelonés de nacimiento, madrileño de adopción, Ramón Masats comenzó su afición por la fotografía mientras realizaba el servicio militar y su primera cámara la obtuvo sisándole dinero a su padre –a quien le contó que la consiguió en una tómbola-. Su particular estilo, hay quienes lo relacionan con el cine neorrealista, le condujo a pertenecer a la generación de fotógrafos de los años cincuenta que rompieron con el academicismo reinante. Por todo ello y por su exitosa carrera posterior es considerado una de las figuras clave del arte fotográfico español de la segunda mitad del siglo XX.

ramon masats luis buñuel viridianaInstantáneas realizadas por Ramón Masats a Luis Buñuel durante el rodaje de Viridiana.

El IAACC Pablo Serrano inauguró el pasado 12 de julio Ramón Masats. Buñuel en Viridiana, una exposición donde se recogen 35 instantáneas realizadas por el fotógrafo catalán en las que se observa a Buñuel en los primeros días de rodaje de su película Viridiana (1961). Masats afirma que de ninguna manera quería obtener un reportaje de la grabación del largometraje, sino que prefería capturar el momento del autor trabajando, el instante de la creación de una obra, y esto lo pudo hacer colándose, literalmente, en el rodaje. Hoy podemos ver que consiguió a la perfección su tarea: mirar, callar y disparar.

Del Buñuel exiliado que tuvo que dejar España en 1936 al Buñuel que aquí nos encontramos va toda una historia de conveniencia. La dictadura franquista vio la oportunidad de hacer realidad una supuesta apertura del régimen, por lo que en 1961 facilitan el regreso del director para que ruede Viridiana y renovar así la imagen cultural del país. Lo que se hizo, dicho claro y llanamente, fue una operación política. Así, decide volver a adaptar a Pérez Galdós –antes lo hizo en Nazarín (1959)- inyectando su propia visión de los hechos y retratando la falsa caridad de la sociedad española del momento.

ramon masats luis buñuel viridianaSala de la exposición.

La exposición está estructurada en cinco secciones que muestran los diferentes procesos de trabajo del director aragonés con el guión, con la cámara, con el equipo técnico y con el rodaje, tanto en exteriores como en interiores. La idea de Masats de mostrar a un artista creando desmitifica aquello de que Buñuel era un improvisador nato, observándose así una faceta distinta del director, más cercana y humana, que lo aleja de la postura estricta y seria que siempre se ha dado de él.

Don Luis era un hombre muy complejo, nos escuchaba y hablaba mucho con nosotros, pero al final hacíamos lo que él quería. Él era un hombre sumamente inteligente. Antes de empezar el primer día de filmación, él ya tenía la película completa en la cabeza”

Frase que se recoge en la exposición pronunciada por Silvia Pinal, protagonista en Viridiana.

Además de los retratos, la muestra también recoge una vitrina en la que se exponen otros sobresalientes trabajos de Masats: Los Sanfermines, Neutral Corner y Viejas historias de Castilla la Vieja, así como una proyección con carteles y fotogramas de Viridiana que enriquecen el recorrido de la exposición.

Cabe destacar que es la primera vez que las instantáneas ven la luz y son positivadas, puesto que solo se conservaban en negativos. Una excusa más para que os acerquéis y seáis un testigo más de Viridiana, de un fotógrafo que se estaba haciendo a sí mismo y de un cineasta que tenía mucho que contar.

En 1961 Luis Buñuel era ya un director de cine consagrado y exitoso; Ramón Masats un simple fotógrafo con afán de reportero. Y hoy, lo que ha comenzado con la letra R, termina con la palabra genio.

ramon masats luis buñuel viridiana Cartel promocional de Viridiana, 1961.

 

Imagen superior: Retrato de Ramón Masats fotografiado por su hijo Óscar Masats

Pamela Tomás

Redactora de la Revista Kalós

¡Difundelo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone