Concierto en Etopía: vibraciones en acústico

Etopía Vibraciones Exposición Musethica

Bienvenidos a la exposición. Si te ha picado la curiosidad por Vibraciones te entendemos perfectamente. No estamos acostumbrados a encontrarnos en Zaragoza propuestas así de interactivas y novedosas donde percibir la música a través de diversos dispositivos tecnológicos. Sin embargo, es fundamental conocer el porqué de la misma, así que vamos acercarte un poco al interesante proyecto que le da sentido para que antes de percibirlo con todos los sentidos lo veas con otros ojos.

Y antes de empezar, ya te spoileamos con la conclusión: para terminar de entender Vibraciones tienes que vivirla, así que no tardes en dejarte caer por el hall de Etopía Centro de Arte y Tecnología.

IMG_20171201_202830_998

Hall de Etopía Centro de Arte y Tecnología con la exposición Vibraciones.

Musethica es la razón de ser que te comentamos. Se trata de una organización con motivación social, educativa y artística que pone en contacto a una selección de estudiantes de música clásica con el gran público en su maravillosa diversidad. El proyecto cuenta con una vocación altruista, partiendo de la propia asociación Musethica sin ánimo de lucro, a los intérpretes que carecen de honorarios. Del mismo modo, los conciertos se ofrecen de forma gratuita a una variada audiencia en centros sociales de la comunidad local. Las salas de conciertos son sustituidas generalmente por prisiones, hospitales, hospicios, centros educativos, de acogida, para personas con discapacidad, inmigrantes, refugiados o ancianos entre otros.

La idea de Musethica se concibió en el año 2009 y se materializó en Zaragoza en el 2012. Desde entonces una comunidad de prestigiosos profesores ha dirigido a los estudiantes para lograr la máxima calidad en las interpretaciones y realizar casi mil conciertos en ocho países distintos. De este modo la organización ha dado una oportunidad formativa a jóvenes solistas y agrupaciones de música de cámara de primer nivel para instruirse y poner en práctica sus aptitudes tocando en público, ya que para ellos “ser un músico excelente significa tocar para todos”.

Esta labor es recogida en Vibraciones hasta el 24 de marzo en Etopía, que ha apoyado la propuesta de Musethica. Es una muestra abierta donde puedes escoger libremente el itinerario a seguir para percibir la música con todo el cuerpo. Tú eliges también como aplicar tu instrumento. Puedes comenzar recostándote en la bancada sonora y escuchar con los ojos cerrados. O no. Como tú prefieras. Ponte cómodo y escucha las piezas interpretadas por los miembros de la asociación, que han sido registradas y puestas a disposición del visitante en distintos formatos.

IMG_20171201_203119_454

Pared sonora de la exposición Vibraciones.

Una original alternativa son los atriles y paredes sonoras que te permiten escuchar con tu cráneo, con tus manos o con lo que quieras experimentar. Gracias a los transductores óseos que generan vibraciones acústicas sentirás la música clásica desde una perspectiva diferente.

Pero si prefieres trasladarte de una forma más convencional a los conciertos podrás tomar asiento sin problemas y ponerte los cascos. También tienes la posibilidad de escuchar a Schumann, Beethoven, Ysaye o Tchaikovsky en la sala oscura. Su objeto es proporcionar una escucha más íntima y envolvente, mas el espacio quizás no resulte el más adecuado para materializar esta idea partiendo de la falta de insonorización del recinto.

Por último, tienes a tu disposición un documental interactivo sobre la valiente iniciativa de Musethica. Además de ilustrar desde sus orígenes el devenir de la asociación, podrás conocer de forma más directa a sus participantes a través de entrevistas o grabaciones de ensayos. En definitiva, una meritoria exposición donde percibir los efectos de la música desde distintos sentidos.

IMG_20171201_203506_4142

Exposición Vibraciones en el hall de Etopía.

 

Imagen superior: Vibraciones, en Etopía Centro de Arte y Tecnología.

 

Raquel Monteagudo

Redactora de la Revista Kalós